En estas últimas semanas os he hablado de qué es la endometriosis y los síntomas que están asociados a esta enfermedad. En el post de hoy vamos a hablar de los diferentes grados que puede desarrollar esta enfermedad y cuáles son sus características y cómo se determina uno u otro grado. Se habla de la existencia de tres o cuatro grados de endometriosis dependiendo de las fuentes que se consulten, así que trataremos de poner claridad sobre el tema teniendo en cuenta la existencia de diferentes graduaciones por parte de la comunidad científica.

Estadios de la Endometriosis

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva distingue cuatro grados de endometriosis a través de un sistema de puntuación que permite, a través de una tabla, calcular cuál es la afección de cada paciente. Esta clasificación se realiza en base a diversos parámetros como la localización de las lesiones, su diámetro, profundidad y densidad de las adherencias determinadas por laparoscopia.

¿Cuál es el problema? Que las puntuaciones varían dependiendo de la web o el documento que se consulte así que no haré mención a esa parte matemática porque verdaderamente desconozco cuál es la que se usa para definir el grado de endometriosis en España. La Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional de Salud, da ciertos datos de las características que pueden presentarse en las pacientes dependiendo del estadio en el que se encuentren.

  • Estadio I, endometriosis mínima: Implantes aislados. No presenta adherencias.
  • Estadio II, endometriosis leve: Implantes superficiales menores de 5 cm. Estos están adheri­dos o diseminados sobre la superficie del peritoneo y ovarios.
  • Estadio III, endometriosis moderada: Implantes múltiples superficiales o invasivos. Adherencias alrededor de las trompas o periováricas, que pueden ser evidentes.
  • Estadio IV, endometriosis severa: Implantes múltiples,superficiales y profundos que incluyen grandes endometriomas ováricos. Usualmente se observan adherencias membranosas extensas.

Imagen de http://endometriosisweb.com

Formas en las que se puede presentar la enfermedad

La Guía a la que he hecho referencia anteriormente nos da pistas sobre las formas básicas en las que se presenta la endometriosis distinguiendo tres tipos.

  • Endometriosis peritoneal superficial (tipo I): pueden presentar diversos colores: lesiones superficiales (negras), lesiones atípicas o sutiles, lesiones rojas, lesiones vesiculares o blancas.
  • Endometriosis ovárica (tipo II): se trata de quistes con un fluido marrón (por eso se les conoce con el nombre de quistes de chocolate) y suelen crear adherencias con el peritoneo de la fosa ovárica, con las trompas de Falopio y con el intestino.
  • Endometriosis profunda (tipo III): es la más desconocida para la comunidad científica pero puede suponer el deterioro de la calidad de vida de una mujer porque afecta a los ligamentos útero-sacros, al tabique recto-vaginal, el saco de Douglas, al intestino, a la vejiga,

Los tres tipos de lesiones tienen rasgos histológicos comunes como la presencia de estroma endometrial o células epiteliales, sangrado crónico, y signos de inflamación. La endometriosis profunda suele asociar un grado de fibrosis muy superior al resto. Los tres tipos de lesión pueden hallarse por separado o en combinación, y el componente inflamatorio asociado puede estimular las terminaciones nerviosas pélvicas y por consiguiente causar dolor, alterar la función tubárica, disminuir la receptividad endometrial y alterar la calidad de los ovocitos y embriones. Asimismo, estas lesiones pue­den causar adherencias que pueden obstruir las trompas de Falopio y cau­sar infertilidad. (Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional de Salud, p. 17)

Por lo tanto, es una enfermedad que puede tener muy poca repercusión en la mujer o que puede suponer un grave problema porque su calidad de vida se vea seriamente afectada. De todos modos los dolores no son un indicador de la gravedad o afección de la enfermedad. Puede que alguien a quien no le duela tenga esté en un Estadio IV y alguien que sufra dismenorreas severas estar en un Estadio II.

Desconozco mi grado de endometriosis

He de reconocer que preparar estos post me están viniendo genial para ser más consciente de lo que se está cociendo en mi interior. El problema es que en Reproducción Asistida no me han llegado a decir el alcance de mi endometriosis pero ya por el hecho de ofrecerme sólo tres Inseminaciones Artificiales para que si no funcionan podamos pasar antes a la siguiente fase ya me pone sobre alerta. También el hecho de tener quistes y adherencias en las trompas junto con el diagnóstico de Ami, la reflexóloga, que me dijo que tenía la vejiga y el intestino un poco afectados doy por hecho que el estadio en el que se encuentra mi enfermedad posiblemente sea el II-III.

Todo esto hace que vea con otros ojos esta etapa de preconcepción. Ese sufrimiento, esa decepción de los primeros meses cuando desconocía que había algo que nos estaba poniendo difícil ser padres. Cada día me alegro más de haber ido aquel 21 de mayo de 2015 a mi ginecólogo y que me derivara a Reproducción Asistida, a pesar de llevar nueve meses de búsqueda. Siento que él entendió que algo podía no estar bien porque yo acudí a él para que me diera algo extrafuerte para mis chungui-reglas.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.