Empezamos el último mes del año estrenando esta sección. Poco a poco me gustaría ir creando una especie de directorio con todas las palabras que están, de una u otra manera, relacionadas con la preconcepción. Así que hoy empiezo con una que, bajo mi punto de vista, es a la que cada vez más mujeres temen: la INFERTILIDAD. ¿Sabías que existen dos tipos?

Definición de Infertilidad

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la infertilidad como:

Infertility is “a disease of the reproductive system defined by the failure to achieve a clinical pregnancy after 12 months or more of regular unprotected sexual intercourse.”

Se trata, por tanto, de la incapacidad de lograr un embarazo a término tras 12 meses de relaciones sexuales constantes y sin el uso de métodos anticonceptivos.

Tipos de Infertilidad

Existen dos tipos de infertilidad, la primaria y la secundaria:

  • Infertilidad Primaria: Se caracteriza porque la mujer no logra tener un bebé, tanto por no conseguir la concepción como por la imposibilidad de culminar el embarazo con el nacimiento del bebé vivo.
  • Infertilidad Secundaria: Se diferencia de la primaria en que en este caso la mujer sí que ha logrado dar a luz y tener un bebé, pero presenta la imposibilidad para lograr un segundo o posterior embarazo.

Origen de la Infertilidad

El diagnóstico de la infertilidad puede permitir conocer si es el hombre o la mujer quien tiene algún problema, si son ambos quienes presentan los problemas, si ambos están bien o si el origen ha sido provocado por algún tratamiento, como por ejemplo, los tratamientos oncológicos.

  • Infertilidad masculina: se produce cuando es el hombre quien tiene alguna enfermedad que influye en su capacidad reproductiva.
  • Infertilidad femenina: se produce cuando es la mujer quien tiene alguna enfermedad que influye en su capacidad reproductiva.
  • Infertilidad combinada: se da cuando ambos, mujer y hombre, presentan ciertos problemas que provocan que la concepción no llegue a darse o no llegue a término.
  • Infertilidad de idiopática (o de origen desconocido): se define así a los casos en los que las pruebas de fertilidad están bien y no hay causa aparente para justificar esa no concepción durante más de un año.
  • Infertilidad inducida: las personas que se someten a tratamientos agresivos para luchar contra enfermedades como el cáncer, pueden padecer una pérdida de la capacidad reproductora.

A esto hay que añadir una puntualización. La infertilidad no es lo mismo que la esterilidad, término del que hablaremos en la siguiente entrega de nuestro diccionario.

Si os ha resultado interesante este post y queréis saber más sobre un concepto relacionado con la preconcepción, la fertilidad o la infertilidad, sólo tenéis que dejar un comentario y las iré definiendo cada quince días en un post como este.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.