He de reconocer que cuando decidí escribir este post, mis pensamientos no eran los que a día de hoy voy a exponer. Y que conste que nadie me ha coaccionado a escribir lo que pienso. Al contrario, pensando cómo tratar el tema de hoy en este post me dí cuenta de que me escandalicé al leer que había famosas que decidían inducir el parto en el momento que les viniera bien a los progenitores. Probablemente esto fue fruto del desconocimiento de que este tipo de prácticas se dieran. Porque sé de los partos programados por los profesionales sanitarios pero desconocía la posibilidad de planificar el parto de tu bebé y es algo que los famosos y famosas suelen hacer.

Hace ya casi un mes que me topé con un artículo de bebés y más que fue el que originó mi reflexión, esa que hoy os transmito en estas líneas. Quizás el tono en el que la persona que escribió dicho artículo me hizo sentir que era una transgresión total, un disparate…

Pero mirándolo fríamente, el que una famosa decida que quiere dar a luz en la semana 37 para coincidir con su marido asumiendo, eso sí, las consecuencias que ello puede conllevar para el bebé ¿qué tiene de malo?. Quiero decir, si ellos están de acuerdo, los médicos dan luz verde y hablamos de un embarazo a término, no tiene mayor maldad.

Otra cosa muy distinta es que el hecho de que se induzca el parto por motivos que no sean meramente médicos sea más complejo de entender, porque sacarlo varias semanas antes de la fecha prevista de parto tiene sus consecuencias. Quizás no sean visibles a corto plazo, pero sí a nivel madurativo y educativo no es lo mismo nacer de forma natural cuando el bebé decide que es el momento o inducido porque ha llegado a la semana 42 que decir que necesito que nazca en la semana 37.

Mi punto de vista personal a este respecto es claro, jamás antepondría la fecha de nacimiento de mi bebé a las conveniencias de los adultos. Pero claro, yo no soy famosa. Yo quiero ser madre con todas las consecuencias y por eso sé que el parto será cuando tenga que ser a no ser que por criterios médicos bien contrastados tenga que obrar de otro modo.

Cada pareja ha de saber lo que hace y las repercusiones positivas y negativas que sus decisiones pueden acarrear. Son decisiones muy personales y supongo que complicadas de decidir. ¿Vosotras elegiríais el día de parto si os lo permitieran? Me gustaría oír vuestros razonamientos sobre este tema.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.