Hoy después de mucho tiempo retomamos esta sección del blog. Aprendiendo a Conocernos es una recopilación de información que yo misma he ido averiguando a lo largo de toda mi búsqueda. En esta entrada me gustaría dejar claro cuáles son las diferencias entre el sangrado de implantación y el manchado premenstrual porque no es lo mismo pero puede llegar a confundir aunque en mi caso no lo haya experimentado (por el momento). Primero definiremos cada uno de los dos tipos de sangrado para poder ver cómo poder diferenciarlos sin demasiada complicación.

¿Qué es el Sangrado de Implantación?

  • Ligero manchado que dura unos dos días, nunca más de cinco, y que desaparece.
  • Se produce en los días previos de la llegada de la menstruación o incluso en la misma fecha en la que ésta tendría que llegar.
  • Es un sangrado que no se produce en todas las mujeres, sólo un tercio suelen tenerlo.
  • El color del sangrado suele ser rosa o marrón claro.
  • El motivo del sangrado se debe al proceso de anidación del embrión en la mucosa del útero en su proceso búsqueda para establecer una conexión con los vasos sanguíneos como canal de alimentación.

¿Qué es el Manchado Premenstrual?

  • Manchado que va aumentando y precede a la menstruación.
  • Se produce en los días previos de la llegada de la menstruación o incluso en la misma fecha en la que ésta tendría que llegar.
  • Tampoco todas las mujeres experimentan este manchado.
  • El color del sangrado suele ser más rojo.
  • El motivo del sangrado se debe al descenso de los niveles de progesterona que harán que en breve dé comienzo la menstruación y con ello un nuevo ciclo.

Imagen de WikiHow: Diferencia entre sagrado de implantación y premenstrual.

Por lo tanto, aunque ambos sangrados puedan llevarnos a durar es cuestión de pocos días el que tengamos certeza de si se trata de un sangrado de implantación o de un manchado premenstrual. Además, el color del manchado también nos puede ayudar a salir de dudas. También el tipo de manchado nos puede sacar de dudas.

No obstante, esto no es así en todos los casos y puede ser que el sangrado de implantación sea más abundante, más parecido a restos de una regla…aunque no es lo normal. Lo importante en estos casos es que tenemos que ser capaces de esperar a la falta antes de cantar victoria o derrumbarnos por la llegada de la regla cuando lo que estamos deseando es quedarnos embarazadas.

Si alguien quiere añadir alguna característica más que ayude a diferenciar ambos sangrados, estaremos muy felices de recibir vuestras aportaciones e incorporarlas al post (indicando vuestra autoría, por supuesto).

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.