Esta semana me la he tomado tranquilamente y más me vale porque sino me iba a comer. He salido airoso y gracias a rescatar a un grupo que tenía, como el de la pasada semana, en el baúl de los recuerdos, y no es precisamente Karina and co. El grupo es Blink 182, a algunos os sonará y a otros no, supongo. No es que hicieran mucho ruido a lo largo de los años, allá por el 1998, pero hubo una temporada en la que no paraban de salir vídeos y de sonar varios de sus hits en la MTV y en la lista americana Billboard. Comenzaron dando la nota y queriendo llamar la atención con sus poses, cuerpos tatuados hasta la saciedad y vídeos subiditos de tono (uno de ellos con parte censurada incluida recuerdo y sino echar un vistazo al tema ‘All the small things‘). Llegaron a vender 25 millones de discos en todo el mundo. 

El grupo paso de llamarse Blink en sus inicios, a añadirle el número 182 porque otro grupo tenía la patente y se llamaban igual y si lo hacían les demandarían. Como podréis comprobar el nombre del grupo no era nada de otro mundo, pero sí que era fácil de recordar y poco a poco, disco tras disco, dieron con la tecla adecuada. Consiguieron su confirmación y el éxito absoluto con el tercer cd titulado ‘Enema of the state’. Para luego seguir dando caña y ofreciendo muy buenos temas en un cuarto, llamado ‘Take off your pants and jacket‘. El trío californiano ha dado tanto que hablar que se podría escribir un libro. Su éxito llegó a ser tan fulgurante que no paraban de girar, de darse baños de masas, de componer y de pegarse buenas fiestas. El estilo pop-punk-rock funcionaba a la perfección gracias a bandas que tuvieron gran influencia en ellos como Nofx, Green Day, The offspring, etc,etc. Todo ellos, curiosamente, salían como mariposas en primavera desde el mismo punto, desde la costa oeste norteamericana. Será que el calorcito les inspiraba más de lo debido y daba mayor rienda suelta a la música y letras o algo así.

El caso es que tras su cd homónimo decidieron hacer caminos separados. Ya solían hacerlo pero siempre Blink 182 estaba ahí para juntarles de nuevo. Esta vez no fue así, y debido a causas aún desconocidas, el vocalista y guitarrista Tom DeLonge dejó a los que habían sido sus compañeros durante muchos años para continuar su andadura en uno de esos grupos paralelos. En realidad, fue uno de los fundadores de Blink 182 por lo que a los fans les vino como un jarro de agua fría. Era la esencia, la voz peculiar, la energía y el talento.

Por lo visto, y yo ya les había perdido la pista, lanzaron en 2011 su último disco hasta la fecha sin el bueno de Tom, llamado ‘Neighbourhoods’. Tuvo muy poca repercusión.

La canción que hoy me apetece poneros es ‘The Rock Show’, la cual espero que os distraiga un poco y os anime para afrontar con más fuelle el fin de semana si cabe. Conmigo lo ha conseguido…..

¡Larga vida al rock y a los VDLN!

Otieta (Andoain) - Gipuzkoa con niños 5


Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.