Aquí me hallo tecleando para contaros cómo ha acabado este ciclo número doce, un año de búsqueda ya. Ahora sí que estamos hablando de palabras mayores. Y aquí voy a ser bien sincera, en la vida se me había pasado por la cabeza que me iba a tocar luchar tanto por lograr el embarazo. Pero supongo que es algo que nos pasa a todas a las que nos toca vivir este tipo de experiencias vitales. Así que aunque no me lo hubiera imaginado ahora toca vivirlo y llevarlo con el pensamiento de que todo el camino recorrido tendrá su recompensa. Vamos a lo que vamos, a continuación os explico cómo ha sido este duodécimo ciclo.

El 21 de octubre por la noche empecé a notar el ronroneo de la tripa avisando que se acercada el día R. Lo mismo me ocurrió el día 22, día 28 de ciclo. Y el 23 de madrugada llegaba mi querida compañera o mi odiada enemiga (según el día) a visitarme. Y esta vez no ha habido manchado previo, ha llegado y ¡ha llegado!

Síntomas y emociones

Este duodécimo intento, a nivel sintomático fue bastante más activo que el anterior. Empezando porque tuve ciertas molestias en los pechos, quizás con mayor intensidad que cualquier otro mes. Y como no, mis sofocos me acompañaron desde unos días antes a que llegara la R. Y demás he tenido mayor sensibilidad a los olores.
Emocionalmente he vivido menos cambios de humor durante el ciclo, me encuentro mejor conmigo misma y estoy contenta. Aunque tuviera mis bajones por el diagnóstico final y demás.

Expectativas para el 13º ciclo de búsqueda

Sabiendo ya que nuestro siguiente hito se sitúa en la Inseminación Artificial si en los próximos cuatro meses no nos quedamos embarazados de forma natural, en el fondo te da la certeza de que tengo el comodín ahí bien guardadito (y en el fondo espero no tener que hacer uso de él). Por otro lado, seguimos con el tema de la reflexología y en este intento Ami va a trabajar intensamente durante la ovulación.
Además, seguimos limpiando el cuerpo y preparando nuestros gametos para que estén listos en tres meses, lo cual casi coincidiría con el tratamiento de reproducción asistida. Así que se presenta interesante este mes porque probablemente ovule del lado izquierdo, el bueno ¡hurra!.
La semana que viene escribiré un nuevo post en el que os voy a contar las características de mi menstruación ya que Ami me ha mandado esa tarea para ver si este primer mes de tratamiento he notado cambios evidentes en mi regla en cuanto a intensidad, duración, tipo de secreción,… ¿Qué os parece?
Firma Ms. E
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.