Ayer ya os dejaba con la mosca y hoy os cuento, por fín, qué ocurrió en la tercera consulta en Ginecología de Reproducción Asistida. El día 9 de octubre fui a por los resultados de la histerosalpingografía, vamos en la misma semana en la que me la hice. En esta ocasión fui acompañada por mi madre, quizás en un presentimiento de que algo no iba a ir bien.

Llegamos a la sala de espera y en menos de cinco minutos estábamos dentro de la consulta. Al entrar la ginecóloga, otra nueva y de la cual desconozco hasta el nombre, me preguntó hasta en tres ocasiones que qué tal estaba. Yo que soy muy cuca, ya me temí que algo tenían que decirme sobre la prueba. Yo cruzaba los dedos para que no me dijeran que me la tenían que volver a repetir. Os reproduzco la conversación:

Gine: “Te voy a explicar lo que nos ha dicho la histerosalpingografía. Lo primero, la trompa izquierda es permeable. Buena noticia. Eso significa que te puedes quedar embarazada de forma natural”.

Yo: (sabía que ahora venía el pero).

Gine “Pero en la trompa derecha hay obstrucción. La doctora Magic, en la primera consulta ya te vio en el ecógrafo un quiste de 20mm. Como queremos saber con exactitud de qué se trata, porque podría ser un punto endometriósico, te vamos a hacer una ecografía de alta resolución y ese mismo día vienes a consulta y ya si eso te ponemos en la lista para Inseminación Artificial. Como ya te he dicho puedes quedarte embarazada de forma natural porque tienes bien una trompa…”.

En aquel momento se me paró el mundo, respiré tranquila, aguanté cualquier gana de llorar e intenté escuchar atenta a las indicaciones. Tengo una trompa obstruida, y eso significa que cuando ovulo del lado derecho los espermatozoides no puede avanzar para fecundar el óvulo. La mitad de posibilidades.

Mi madre y yo salimos de la consulta y fuimos a control para pedir el justificante y las citas para la ecografía de alta resolución y la cuarta cita ginecológica. Al salir de allí, del Materno-Infantil no pude reprimir las lágrimas de tristeza, liberación, rabia… Aún es el día que me emociono. Resulta que sí que había algo que estaba haciendo más complicado de lo normal lograr el embarazo. Lo bueno de todo es que ya sabemos qué es y ahora sólo queda confirmar qué es lo que está obstruyendo la trompa porque tiene toda la pinta de ser endometriosis. Y no penséis que soy adivina, a ver qué dice la ecografía.

No obstante, lo que me tiene intranquila es que hayan querido esperar a meterme en las listas de IA hasta hacerme esta nueva prueba, lo cual quiere decir que puede que haya que hacer algo más antes de que eso ocurra. La cita para salir de dudas la tuve el pasado lunes, el día 19 así que la semana que viene os daré cuenta de los resultados de la prueba y de la cuarta cita en ginecología.

Al final van disipándose las dudas, poco a poco, aunque ello suponga tener que recomponerse por dentro y no sentirse culpable por no ser 100% fertil. Pero esto no nos va a hacer retroceder, ni mucho menos. Vamos para delante, con toda la artillería.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.