Llevo un par de semanas con dudas de si escribir sobre este tema ahora o esperar a cómo va el proceso en el que me embarcado. Finalmente, he decidido compartirlo con todas vosotras desde el principio, porque si lo hiciera en el hipotético caso de que me ayudara a concebir estaría haciendo algo que en su día criticamos. Así que allá voy con el bombazo informativo. Este mes he comenzado un tratamiento de preparación del cuerpo para el embarazo a través de la reflexología, en mi caso, podal.

Para quien no lo sepa, la reflexología es una terapia consistente en estimular puntos sobre los pies, manos, nariz u orejas (zonas de reflejo) con el propósito de obtener efecto en otro lugar del cuerpo. En mi caso, como ya he comentado arriba la terapia la está realizando Ami (así llamaré a la terapeuta que me está tratando) a través de los pies.

Os voy a ser sincera, yo soy bastante escéptica para este tipo de cosas, pero a una pareja de amigos les ha ido bien. Así que pensé que poner a punto mi cuerpo no estaba de más. La primera cita la tuve el día 1 de octubre (hace 20 días exactamente). Cuando entré en la consulta, acogedora, con música relajante me hizo bastantes preguntas antes de pasar a la camilla y comenzar con la reflexología. También miró mi lengua y mis ojos. Me dijo que iba a mirar cómo estaban mis órganos reproductivos y mis órganos vitales (esto sobre todo, porque le comenté lo de mi urticaria dichosa).

Terminaciones nerviosas en los pies (imagen encontrada en Google Images).

Así que Ami empezó por limpiar las plantas de mis pies con un algodón impregnado de alcohol y se puso manos a la obra. Desde el principio me empezó a preguntar si me dolía o no en cada zona que ella apretaba. Como podéis observar en el dibujo es algo impresionante. Fueron varias las zonas en las que sentí dolor o molestia intensa: útero, ovarios, vesícula (el más fuerte de todos) e intestino delgado. Me estuvo tratando ya desde esa misma primera sesión esos cuatro puntos que tenía inflamados u obstruidos.

Así que una vez terminada la sesión de reflexología me dijo por un lado aquellos órganos en los que había que trabajar y en qué consistía la preparación del embarazo. Empezaré por esto último. La preparación para la concepción se realiza en un tratamiento de tres meses en los cuales se prepara la cavidad uterina para que el cuerpo pueda albergar un bebé. Para ello, su propuesta es hacer una limpieza de la menstruación y con ello disminuir los dolores menstruales (si esto es así, para mí ya habrá valido la pena) y calentar el útero para que el embarazo pueda darse en las mejores condiciones posibles. En cuanto al tema de la vesícula, me dijo que estaba muy obstruida y que esa podía ser la causa de mi urticaria crónica.

Para ir mejorando el cuerpo estoy siguiendo un tratamiento consistente en tomar unas bases y una infusión. Mañana mismo tengo la segunda visita, cita que estoy esperando porque necesito que me aclare ciertas cosas que ella no vio, pero que en la última prueba que me hicieron si se vio. De esto os hablo en el post de mañana, así que no adelanto información.

De momento sigo cautelosa con esta terapia porque de momento no he visto resultados aunque Ami me advirtiera que es a partir del segundo mes cuando se empieza a notar mejoría. Estoy deseosa de poder contaros más cosas. De momento, os puedo decir que para el viernes más o menos de esta semana recogemos notas, que nos la jugamos a una carta y que estoy la expectativa de si mi cuerpo va a sorprenderme con un embarazo, con una regla menos macarra o yo que sé qué.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.