El propio viernes día 2 de octubre os contábamos a través de nuestra cuenta de Instagram, a grandes rasgos lo que había dado de sí la segunda cita en la Unidad de Reproducción en la Seguridad Social. Y no queríamos dejar que pasara más tiempo porque se nos acumulan los post relativos a nuestro proceso de búsqueda. Por eso, ayer terminaba Mr. D de contaros los pormenores de su segunda muestra de semen y hoy os cuento yo (aunque estuvimos ambos en la consulta), todo lo que ocurrió en los escasos 7 minutos que pudimos estar con la ginecóloga que no era Magic, sino otra ginecóloga del equipo de Reproducción Humana. Cuando llegamos a la sala de espera había otra pareja y dos mujeres. La verdad es que tuvimos suerte y no nos toco esperar casi nada así que 10 minutos después de la hora en la que habíamos sido citados estábamos dentro de la consulta. La ginecóloga se presentó, pero hablaba tan rápido que ni me quedé con su nombre aunque creo que empezaba por M también. Nos dijo que nos sentáramos, que nos iba a explicar cuáles eran los resultados de todo nuestro estudio pero que estaban bien. Mr. D y yo nos miramos con una sonrisa, eran buenas noticias.  Gine M (la llamaré así a partir de ahora) nos dijo que entre el 20 y el 25% de casos que llegan a su consulta obtienen resultados normales.

segunda-cita-reproduccion-asistida-resultado-estudio-fertilidad

Nos dijo que con esos resultados el embarazo natural era factible. Cuando pensábamos que nos iba a decir que siguiéramos probando de forma natural nos comentó que lo que nos podían ofrecer eran inseminaciones artificiales y que para ello faltaba una última prueba que debería hacerme yo, la Histerosalpingografía, esa prueba de la que últimamente he oído hablar mucho a la #infertilpandy y que es más difícil de decir que el “supercaligragilisticoespialidoso”. Me explicó por encima que es una prueba para saber la permeabilidad de las trompas de falopio y que la prueba se desarrolla en posición ginecológica (o sea, despatarrada). Se introduce un contraste yodado (que a veces puede dar reacción) y hacen radiografía de la zona pélvica para ver cómo está todo. Sin nosotros decir si sí o si no, me pregunto la FUR (Fecha de Última Regla), a lo que le contesté que había sido el 25 de septiembre. Reproduzco la conversación a partir de este punto:

Enfermera de Gine M: “Entramos, entramos”

Yo: (Pensé ¿Entramos en qué?)

Enfermera de Gine M: “Mira, te doy un volante, una receta para comprar un antibiótico que deberás tomar después de hacer la prueba cuando llegues a casa y un consentimiento que debes de firmar”.

Gine M: “Sí, en el consentimiento pone lo que te he explicado yo hace un momento”.

Tal shock tenía yo que sólo alcanzaba a asentir con la cabeza.

Enfermera de Gine M: “Ahora vas a la ventanilla de radiología, que está siguiendo la línea verde, al lado de los ascensores verdes, hacia la izquierda y a ver si tienen hueco. Sino tendrás que llamar la próxima vez que te baje la regla y te darán cita”.

Yo: “Oye, y lo de la alergia del contraste…es que yo padezco de urticaria crónica idiopática…”

Gine M: “No tiene nada que ver”.

Yo: “¿Y tenemos que hacer abstinencia este mes por lo del contraste y las radiografías?”.

Gine M: “No, podéis seguir intentándolo”.

Yo: “Vale, gracias”.

Gine M: “Tomad, aquí tenéis una copia de los resultados de todas las pruebas que se os han hecho”.

Enfermera de Gine M: “Ah, y no te preocupes que aquí tenemos muchos huecos para ver los resultados”.

Y con las mismas salimos por la puerta rápidamente para ir a ver cuándo me daban para hacer la Histerosalpingografía. Llegamos al mostrador y la buena mujer del PAS (Personal de Administración y Servicios) me dijo que tenía que llamar por teléfono. A lo que yo le comenté que la ginecóloga me había dicho que como entraba para hacerme la prueba en este ciclo, pues que a ver si había hueco. Empezó a mirar el calendario tras yo decirle mi FUR y bueno, apareció otra mujer y finalmente entre las dos encontraron un hueco para el lunes 5 de octubre, esto es, en tres días me hacían la prueba. ¿Pero esto no es el servicio público de salud vasca? ¿Y las largas colas de espera con las que nosotros ya contábamos? ¿Cómo es posible que esto vaya tan rápido?.

Así que nos fuimos del hospital sabiendo que todo está ok y con la hora para la última prueba antes de ponernos manos a la obra con las inseminaciones ¿qué os parece?Al respesto de las IAs nos dijo Gine M que lo que hacían es controlar por medio de ecografías el que hubiera listos dos o tres óvulos para fecundar y hacer la inseminación. ¡Más probabilidades de que sea un embarazo múltiple!

Hay momentos en los que me da una sensación de vértigo porque tenía la certeza de que todo esto iba a ir muchísimo más lento… ¿nos habrán visto con cara de prisa? ¡Ay, ama! Con lo tranquilos que estamos nosotros.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.