A lo largo de estos meses os he ido contando cómo han sido mis ciclos y una de las observaciones más claras al respecto es que no me puedo guiar por los síntomas. Esto se debe a que en verdad los síntomas de embarazo y los premenstruales (esos que ya nos indican que llega la de rojo) son muy similares y a veces nos pueden llevar a engaño para bien o para mal. Hoy profundizamos en los síntomas del síndrome premenstual.

Es un hecho que estamos más acostumbrada a los síntomas premenstruales y nos es sencillo detectarlos porque suelen aparecer cada mes, unos días antes de que se presente la menstruación. También es cierto que hay mujeres afortunadas que no tienen estos síntomas o los padecen en menor intensidad. Cada mujer es única, ¡eso está claro! De hecho, no hace mucho que os conté cuáles eran mis síntomas premenstruales.

A lo que vamos, los síntomas premenstruales más comunes son podemos dividirlos en físicos o emocionales. En cuanto a los síntomas de carácter físico pueden presentarse los siguientes:

  • Dolor de cabeza. A veces se presenta el dolor de cabeza uno o dos días antes de que vaya a llegar la R.
  • Dolor de ovarios. Quienes lo padecen, sienten un dolor punzante parecido a un cólico.
  • Retención de líquidos. Esa sensación de hinchazón, bebemos el mismo líquido pero miccionamos mucho menos y aprieta la ropa. De hecho, podemos sufrir un aumento de peso.
  • Sensación de gases. Es una sensación realmente molesta y que hace que pensemos tenemos gases pero en verdad no podemos expulsarlos. Esto provoca hinchazón en pies y manos.
  • Sensibilidad mamaria. Dolor en los pechos que puede llegar a resultar molesto.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Menor tolerancia al ruido, luces…
  • El manchado de la regla. Es el síntoma definitivo que indica que la R ha llegado a hacernos la visita de rutina.

Los síntomas emocionales que las mujeres que padecen el síndrome premenstrual pueden ser:

  • Cambios en el estado anímico. Estos cambios, que se pueden presentar de muy diversas formas suelen ser muy notorios.
  • Cambios en el sueño. Se puede tener mucho sueño como episodios de insomnio.
  • Menor apetito sexual. Hay que tener en cuenta que el cuerpo no genéra las hormonas que hacen que nuestra lívido esté alta por igual durante todo el ciclo menstrual.
  • Cansancio. Sensación de estar cansada desde que te levantas hasta que te vuelves a acostar.
  • Dificultad para concentrarse. Hay días en las que centrar tu mente en el trabajo es una tortura y no porque no quieras trabajar, simplemente no se da de sí.
  • Ataques de llanto. Hay meses en los que se desencadena un episodio de llanto sin que la situación causante del mismo sea como para tener esa reacción.
  • Ansiedad. En ocasiones pueden producirse ataques de ansiedad provocados, sobre todo, por el cóctel hormonal que se produce en nuestro cuerpo.
  • Apetencia de algún alimento o bebida en concreto. Puede llamarse antojo. A veces en esos días previos a la regla nos apetece comer algo dulce o algo salado.
Como podéis comprobar, son muchísimos los síntomas premenstruales que podemos experimentar. Si os soy sincera, a lo largo de mi vida menstrual he ido padeciendo muchos de esos síntomas que aquí he enumerado. Ahora, me gustaría saber cuál es vuestro caso, ¿habéis sufrido síndrome premenstrual? ¿cómo se manifiesta? Estamos deseando saber vuestras experiencias y realidades.

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.