Este domingo va a ser muy especial para nosotros porque celebramos el bautizo de nuestro sobrino y yo, Ms. E, seré la madrina del pequeño X (así me referiré a él a partir de ahora). Os cuento mis reflexiones al respecto de ser madrina y os enseño la ropita que llevará X, que me parece de lo más bonita.

Sin embargo, he de admitir que no estoy todo lo contenta que debiera estar porque Mr. D no será el padrino, sino que lo será un primo de mi cuñado. Obviamente, la decisión de quiénes serán los padrinos depende única y exclusivamente de los padres de la criatura pero si hubiera tenido opción, quizás no hubiera aceptado. Es el problema de que den por hecho el sí y en vez de preguntar si me gustaría ser la madrina de X me hayan dicho que yo seré su madrina.

Así que hoy aprovecho para liberar todos mis pensamientos al respecto porque es algo que me lleva afectando meses y que no he tenido ovarios (y mira que tengo dos, y muy cañeros) a hacérselo saber a mi hermana. Soy una cobarde, lo reconozco. Y es que claro, es algo que no está en mis manos pero que no comparto ni entiendo. Aunque dadas las circunstancias cualquier tipo de argumento lo rebatiría cual tertuliana de cualquier mesa redonda de política. En fin, que vivo un “me pico y no respiro” profundo y creo que aunque tenga que pasar por el aro no se me va a quitar el regustillo amargo.
Pero bueno, no me quiero hacer más mala sangre así que os cuento cómo va a ir vestido X porque Mr. D y yo le hemos regalado la ropita. Fuimos hace tres semanas a comprarla y optamos por una tienda que tiene cosas bien bonitas y a un precio razonable. Os hablo de la tienda Doña Carmen de Donostia. Teniendo en cuenta los gustos de los padres de la criatura optamos por comprar ropa que pueda utilizar para ir más vestidito los fines de semana, por ejemplo. Tonos grises marengo y aluminio, el conjunto es bien bonito. En la foto que a continuación ponemos, las botitas son las únicas que no son diferentes a las de la foto.
¿Qué os parece la elección? ¿Os parece apropiado para bautizar a un niño de casi cinco meses?  
Espero vuestras opiniones.

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.