El trabajo se está convirtiendo en el elemento fundamental que lleva y anima a las parejas a tener hijos. Pero, ¿qué es lo ocurre cuando no lo tenemos o vemos que se tambalea y que lo que antes era estabilidad laboral ahora se ha convertido en una incertidumbre constante de si seguiré o no?; ¿acaso tenemos que renunciar, pues, al sueño de ser padres y madres?; ¿puede ser compatible el trabajo y el cuidado de un bebé?; y ¿saldrá adelante aquella pareja en la que trabajen los dos?. Hemos de admitir que todas y cada una de estas cuestiones se nos han pasado por la cabeza en algún que otro momento, pero permitirnos desarrollarlas a continuación con más detalle.

Hoy en día, no es de extrañar que las parejas que quieren tener hijos/as estén preocupadas, ya que no se les da ninguna facilidad y las perspectivas antes citadas no parecen ser muy halagüeñas. Sin embargo, pensamos y afirmamos que nuestros sueños e ilusiones deben prevalecer sobre todo lo demás, y que a pesar de los pesares no debemos venirnos abajo. Sin duda, es una gran pena ver cómo aumenta el número de parejas que renuncian a esa ilusión a consecuencia de no tener trabajo.

He de admitir, que yo, Mr. D estoy atravesando una situación laboral un tanto desconcertante y de que mi puesto peligra en demasía, o eso es lo que percibo, sin embargo, tengo muy claro que ello no va a tirar por la borda mi sueño de tener una familia con Ms .E. Con esto, queremos dar a entender que la actitud es sumamente importante a la hora de afrontar un reto como este. Ser positivo es bueno, pero hacérselo transmitir a tu pareja y apoyarle en todo lo que necesita más aún. 

Al margen de esto, observamos y entendemos que la conciliación familiar-laboral es más compleja hoy en día. Pero lo que más llama la atención y a la vez te lleva a los mil demonios es que todo aquel que comienza su andadura de padre o madre sea “mal visto” por sus superiores (laboralmente hablando) y tenga miedo a ejercer sus derechos como tal (ocurre principalmente en empresas pequeñas) por miedo a ser despedidos. Digamos que hay casos y casos pero los comentarios que escuchamos últimamente nos han llevado a esta triste conclusión.

En la línea de lo anteriormente citado y algo que vemos que ocurre a diario es que se valora demasiado al hecho de trabajar, por encima de la familia incluso, y de que hay parejas que llevan sus preocupaciones y frustraciones a casa una vez han salido de sus respectivos trabajos. Yo (Mr.D) lo hacía constantemente pero aprendí y fui consciente de que no merecía la pena gastar saliva ni tiempo en ello, sino todo lo contrario. Y que cada vez que se acababa la jornada había que cambiar el chip rápidamente y disfrutar de los tuyos.  De lo contrario, las consecuencias, no tardan en aparecer, y una cosa maravillosa que puede ser construir o pensar en un proyecto de vida de tres, puede convertirse en el peor de los enemigos posibles. Nos hemos dado cuenta que, sin duda, es una de las principales causas de enfado en la pareja y que tiene como consecuencia la renuncia inmediata de ese proyecto tan ansiado. Hoy en día, desafortunadamente, el que trabajen ambos, ni siquiera asegura que llegues a final de mes, lo cual se convierte en otra causa del abandono de ese sueño.

Entendemos que tener un trabajo es importante porque el dinero es necesario para vivir. Pero existe una gran diferencia entre vivir para trabajar y trabajar para vivir. Afortunadamente en nuestro caso disponemos de un respaldo económico fruto de nuestro trabajo y además nuestras familias están ahí para echarte una mano cuando más lo necesitas (económicamente hablando).

En resumidas cuentas, con este post hemos querido expresar lo que muchas parejas sufren a diario, haciéndoles ver que no son las únicas, que cualquier dificultad puede ser superada y que la idea de ser uno más en la familia no debe quitársela nadie de la cabeza si se quiere de verdad.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.