La búsqueda de un bebé no es tan sencilla como la pintan, puede llegar a límites insospechados. Hay algunas parejas que tiran la toalla a las primeras de cambio por no conseguir el ansiado positivo de una forma rápida. Otras parejas no lo logran ya sea porque uno de los dos no puede o bien debido al estrés generado por llevar tanto tiempo intentándolo sin éxito. En la entrada de hoy te quiero dar cinco pequeños consejos que puedan ayudarte a afrontar la búsqueda del embarazo con una mentalidad triunfadora.

Lo que está claro, es que todo esto puede acarrear consecuencias nada agradables en el seno de la pareja como ansiedad, depresión, mal humor, obsesión e incluso puede llegar a ser motivo de separación. Todo esto que puede llegar a asustar un poco ¿verdad?. Pero en el fondo sabemos que tiene solución, sólo hemos de poner un poco de nuestra parte.

Mis consejos, desde la experiencia de una búsqueda prolongada, son los siguientes:

Interiorizar que lo que intentas conseguir no es algo fácil aunque socialmente te hayan transmitido todo lo contrario.

Céntrate en disfrutar de las relaciones, ya tendrás tiempo de preocuparte si con el paso del tiempo el embarazo no llega. Creemos que lograr un embarazo es sencillísimo, así nos lo han transmitido en la televisión y en nuestra educación. Siento darte la mala noticia de que no es todo oro lo que reluce en la consecución de un embarazo. Saber esto de antemano te va a ahorrar mucho sufrimiento inicial.

 

La tranquilidad y el hacerlo en horarios donde la pareja se sienta sin estrés y con fuerzas.

A veces no es una buena idea planificar los encuentros sexuales con antelación porque se pierde la espontaneidad y la pasión de la improvisación. Además, te puedes encontrar con que no te apetezca mantener relaciones en un momento determinado. Esto es lógico y normal. Forzar las situaciones pueden crear mayor sentimiento de frustración si no se consigue el propósito final.

 

Actitud positiva a pesar de no conseguir el objetivo.

Cada mes es una nueva oportunidad que tenemos de lograr nuestra meta. Esa debe ser nuestra actitud. Claro que te puedes permitir un día de bajón, ¡faltaría más!. Pero como ya te he dicho, lograr un embarazo no es tan fácil como nos lo habían pintado. Eso lo tienes que tener grabado a fuego. No te sientas culpable por no haberlo conseguido. Sigue intentándolo y disfrutando del proceso. Puede que sino te arrepientas a la larga de haber sufrido innecesariamente.

 

Constancia y no bajar los brazos.

Esto no significa hacerlo porque hay que hacerlo, pero es cierto que quien no arriesga, no gana. Desde luego que si la mentalidad es que no va a funcionar no funcionará. Como queremos conseguir el efecto contrario, vamos a disfrutar del proceso sin pensar en la recompensa final. Porque esa recompensa, de una u otra manera, llegará. Desafortunadamente vivimos en la sociedad del “aquí y ahora” y la concepción es mucho más caprichosa y azarosa que todo eso.

 

Amor, cariño, comprensión y apoyo incondicional a tu pareja.

Este tip es el más importante. Sois dos personas con un mismo proyecto de vida y queréis formar una familia. Que el proceso que os conducirá hacia vuestra meta no os divida, ni os haga discutir por banalidades. Es imprescindible hablar de las preocupaciones que la búsqueda pueda suscitar, compartir confidencias ayuda a naturalizar el proceso.

No penséis que os estoy dando la fórmula mágica. Simplemente son consejos para hacer más llevadero un proceso que puede antojarse largo. Desde aquí os mandamos todo nuestro apoyo. Conseguiréis vuestro positivo. 
Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.